Cancer Anal

¿QUÉ ES EL CÁNCER ANAL?

El cáncer abarca un conjunto de enfermedades en las cuales las células normales del cuerpo pierden la capacidad de controlar su crecimiento por medio de una serie de cambios genéticos. A medida que avanzan, los cánceres invaden los tejidos que los rodean (invasión local). También pueden extenderse a otros lugares del cuerpo por medio de los vasos sanguíneos o canales linfáticos donde pueden implantarse y desarrollarse (metástasis).

cancer analEl cáncer anal surge de las células de la piel que rodean la abertura del ano o en el conducto anal dentro de dicha abertura. Los cánceres de ano surgen de las células de la piel y se denominan carcinomas espinocelulares. Las células que se están transformando en malignas pero que no han invadido la piel con profundidad se denominan “displasia de alto grado”, “carcinoma in situ” o “enfermedad de Bowen”.

 

 

¿CUÁLES ES LA FRECUENCIA DEL CANCER ANAL?

El cáncer anal es poco común. Representa del 1 al 2% aproximadamente de los cánceres gastrointestinales. Se diagnostican unos 4,000 casos nuevos de cáncer al año; cerca de la mitad, en mujeres. Unas 600 personas mueren debido a esta enfermedad cada año. Esto puede compararse con los 140,000 casos nuevos de cáncer colorrectal que ocasiona 50,000 muertes al año.

¿QUIÉN TIENE RIESGO?

Por lo general, el cáncer anal se asocia con el virus del papiloma humano (VPH). Este virus produce verrugas dentro y alrededor del ano.

El factor de riesgo es lo que aumenta las probabilidades de que una persona contraiga una enfermedad. Además de la exposición al virus del papiloma humano, existen otros factores de riesgo:

  • Edad: la mayoría de las personas con cáncer anal son mayores de 50 años.
  • Sexo anal: Tienen un riesgo mayor las personas que practican sexo anal por el riesgo de enfermedades de transmisión sexual como el VPH.
  • Tabaquismo: las sustancias químicas peligrosas del tabaco aumentan el riesgo de la mayoría de los cánceres, incluso el cáncer anal
  • Inmunodepresión: tienen un riesgo mayor las personas con sistemas inmunitarios débiles; tal es el caso de los pacientes que han cursado con algún tipo de trasplante ya que deben tomar fármacos para suprimir sus sistemas inmunitarios, y los pacientes infectados con VIH (virus de inmunodeficiencia humana).
  • Inflamación local crónica: tienen un riesgo ligeramente mayor las personas que durante largo tiempo tienen fístulas anales o heridas abiertas.
  • Radiación pélvica: tienen un riesgo mayor las personas que han recibido terapia de radiación pélvica para cáncer de recto, próstata, vejiga o cuello del útero.

¿PUEDE PREVENIRSE EL CÁNCER ANAL?

Existen pocos cánceres que pueden prevenirse totalmente; sin embargo, el riesgo que usted tenga puede disminuir considerablemente reduciendo sus factores de riesgo y llevando a cabo revisiones médicas periódicas. Evitar infecciones de VPH y VIH. Use condones cuando tenga cualquier tipo de relación sexual. Aunque los condones no eliminan el riesgo de infección, lo reducen. Dejar de fumar disminuye el riesgo de muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer de anal.

Los exámenes de detección del cáncer de ano pueden realizarse en las personas que tienen alto riesgo. La detección del cáncer anal puede incluir la prueba de Papanicolau anal y anoscopia.

Los pacientes que obtienen resultados anormales en el Papanicolau anal deben realizarse una anoscopia de seguimiento para examinar el conducto anal en forma sistemática.

Las personas que tienen un riesgo mayor portadores de VIH, antecedentes de verrugas anales, mujeres con antecedentes de verrugas cervicales o a quienes se las haya detectado cambios precancerosos en el cuello del útero. Deben de acudir al coloproctologo para una detección oportuna del cáncer anal.

En CIRUGÍA COLORECTAL desarrollamos un programa de Detección y seguimiento oportuno del cáncer anal bajo las normas internacionales y de la sociedad American Society of Colon & Rectal Surgeons.

“La Detección Oportuna Es La Clave Para Salvar Vidas”

 ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL CÁNCER ANAL?

Muchos casos de cáncer de ano pueden detectarse en etapa temprana. El cáncer anal se forma en una parte del conducto anal que y se puede ver y alcanzar con facilidad. Con frecuencia causan síntomas tales como:

  • Hemorragia del recto o del ano
  • Sensación de un bulto o masa en la abertura del ano
  • Dolor en la zona del ano
  • Comezón persistente o recurrente
  • Cambios en los hábitos de defecación (defecar con mayor o menor frecuencia) o mayor esfuerzo al defecar
  • Heces más angostas
  • Secreción (moco o pus) del ano
  • Ganglios linfáticos (glándulas) inflamados en la zona anal y la ingle

Estos síntomas pueden deberse también a problemas menos graves como hemorroides, pero nunca debe suponerse esto. Si tiene algunos de estos síntomas, acuda inmediatamente a CIRUGÍA COLORECTAL para un diagnóstico oportuno.

cáncer anal

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA EN CÁNCER ANAL?

Si se obtienen resultados anormales en una prueba de Papanicolau anal, o si se presentan síntomas, es necesario realizar un examen del conducto anal. Si en el examen se identifica una zona anormal, debe realizarse una biopsia para determinar el diagnóstico. Si se confirma un diagnóstico de cáncer, pueden recomendarse pruebas adicionales para determinar la extensión del cáncer.

¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER ANAL?

Existen tratamientos muy eficaces para la mayoría de los casos de cáncer anal. Se usan tres tipos básicos de tratamiento:

  • Cirugía: una operación para extirpar el cáncer
  • Terapia de radiación: una dosis alta de rayos x para eliminar las células cancerosas
  • Quimioterapia: fármacos para eliminar células cancerosas.

Actualmente, se considera una terapia de combinación que incluye terapia de radiación y quimioterapia como el tratamiento estándar para la mayoría del cáncer anal. En ocasiones, un tumor muy pequeño o en etapa muy temprana se puede extirpar mediante cirugía (extirpación local), con un daño mínimo a los músculos del esfínter anal.

¿NECESITARE UNA COLOSTOMÍA?

La mayoría de los pacientes que reciben tratamiento para el cáncer anal no necesitan colostomía. Si el tumor no responde totalmente a la terapia de combinación, o si vuelve a aparecer después del tratamiento, puede ser necesario extirpar el recto y el ano, y crear una colostomía. Esta operación se conoce como resección abdominoperineal (RAP).

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DEL TRATAMIENTO PARA EL CÁNCER ANAL?

Es muy importante recibir atención de seguimiento para evaluar los resultados del tratamiento o para verificar si hay recurrencia. La mayoría de los carcinomas de ano se tratan con eficacia. Además, muchos tumores recurrentes pueden tratarse con éxito si se detectan a tiempo. El método más importante de seguimiento es el examen detallado y periódico de un Coloproctologo con experiencia. Se pueden recomendar estudios adicionales.

CONCLUSIÓN

Los cánceres de ano son tumores poco comunes que surgen de la piel o revestimiento mucoso del conducto anal. Como con la mayoría de los cánceres, se logra una supervivencia excelente con una detección temprana. La mayoría de los tumores se tratan bien con una combinación de quimioterapia y radiación. Por lo general, las recurrencias pueden tratarse con éxito.

Siga las recomendaciones de exámenes de detección del cáncer anal y colorrectal, y consulte a CIRUGÍA COLORECTAL lo antes posible cuando usted presente cualquier síntoma anorrectal.